Si eres de los que disfruta con un viaje de ensueño, Sort te encantará. En invierno este mágico pueblecito de Lleida se viste de blanco para dar la bienvenida a la Navidad. Ya hay nieve en Pallars Sobirà, la Bruixa d’Or continúa su jornada repartiendo pociones de la suerte y las luces alumbran una vez más el centro histórico. Estas fechas son una oportunidad única para visitarlo, te contamos el porqué. ¡Presta atención!

Visita el Belén de la Iglesia de Sant Feliu

Todos lo años se coloca un pesebre muy personal en la Iglesia de Sant Feliu, ya que éste se encuentra tematizado. Podrás ver las fallas de los Pirineos, los kayaks en el río Noguera Pallaresa y muchas otras sorpresas como el Castillo de los Condes de Pallars hecho en piedra.

Esquía en los Pirineos Catalanes

Las estaciones de los Pirineos Catalanes ya se encuentran abiertas para que puedas disfrutar de uno de los deportes más únicos del mundo. Desde la cima de las montañas contemplarás una estampa navideña única. ¡Mejor que en las películas!

Fotografíate  con la Bruixa d’Or

Hay cosas que hay que hacer una vez en la vida. Visitar a la Bruixa d’Or y brindar en su administración de lotería cuando te toque El gordo es una de ellas. Y si el premio no cae en Sort al menos podrás tener una fotografía muy bonita con el emblema de este pequeño pueblo.

 

Degusta los embutidos  y quesos típicos de Pallars Sobirà

Las comidas de Navidad y Año Nuevo pueden tener un sabor muy diferente y único en Pallars Sobirà. No pierdas la oportunidad de probar  los diferentes tipos de longaniza, xolís, secallona, paltruc, morcilla o goset, o los quesos como el serrat o el tupí, elaborados con leche de oveja.  ¡En el Restaurante Les brases podrás probarlos todos!

Seguro que con estos consejos pasas unas Navidades únicas e inolvidables. ¡Te esperamos!