Espacios P

El Pallars Sobirà es en la actualidad la región de Cataluña que presenta mayor número de zonas protegidas, y ello es debido al gran encanto natural que presentan estas preciosas y verdes tierras del norte de Lleida. En el Pallars Sobirà son sus parques lo que sin duda alguna atrae cada año a miles de visitantes con ganas de perderse entre su naturaleza y empaparse del aire puro que se respira en el lugar.

El Parque Natural del Alto Pirineo así como el Parque Nacional d’Aiguestortes i Estany de Sant Maurici son los dos pilares básicos de esta región, los dos oasis de paz, naturaleza y calma del lugar, pero el Pallars Sobirà ofrece muchos otros espacios de interés natural que también merece la pena ser conocidos y visitados, como bosques, lagos, estaciones de esquí, y en definitiva, naturaleza en su más pura esencia.

El Estany de Certescans se ha convertido en una de las visitas indispensables para aquellos que se acerquen a conocer los encantos y secretos del Pallars Sobirà. El Estany de Certescans es el lago más grande de los Pirineos, el cual se sitúa aproximadamente a unos 2300 metros de altitud. Llegar hasta este lago no representa ninguna dificultad, ya que se trata de un recorrido bastante sencillo, exceptuando en la época invernal, cuando el camino se llena de nieve. Para poder llegar hasta este lago es necesario tomar la carretera L-504 que sale del pueblo de LLavorsí hasta Tavascan y alquilar un taxi hasta Canalada.

El Bosque de la Mata de Valencia de Àneu es otra de las propuestas de mayor interés en el Pallars Sobirà, un precioso abetal considerado en la actualidad el bosque de abetos de mayor importancia de toda la Península Ibérica. El Bosque de la Mata de Valencia de Àneu es un bello espacio que presenta un entorno hermoso y salvaje a la vez. Es un lugar ideal para realizar excursiones a pie con toda la familia al completo, y es que hay que decir que el nivel de complejidad de sus senderos y caminos es realmente sencillo.

En el impresionante Valle de Boet se encuentra una preciosa y verde planicie herbácea de grandes dimensiones conocida como el Pla de Boet, un espacio que se encuentra rodeado por bosques y montañas, dando lugar a un paisaje digno de admirar. Esta planicie se localiza aproximadamente a unos 2000 metros de altitud, por la cual discurre serpenteando el río Baiau. En los prados que forman esta soberbia planicie es habitual encontrar vacas, yeguas y ovejas pastando.

También a unos 2000 metros de altitud,  se localiza la Reserva Nacional de Caza de Boumort, una reserva que alcanza las 13.000 hectáreas. Dentro de estas hermosas tierras encuentran cobijo y refugio infinidad de especies animales como el gamo, el tejón, el jabalí, el lobo, la ardilla o la lechuza de Tengmalm, entre muchas otras especies. La reserva de Boumort está formada por infinidad de plantas, árboles y arbustos, destacando el enebro, el pino rojo, el romero, el pino negro o la gayuba.

Tampoco pueden quedar en el tintero el Estany de Montcortés, el Bosque d’Arnui o el Pic de l’Orri. La lista de lugares de especial interés natural a visitar no termina aquí puesto que las posibilidades que encontrarás en el lugar son realmente extensas, y a cada cual más sorprendente.

Editorial Hotel les Brases.