La bella comarca catalana del Pallars Sobirà es un destino indiscutiblemente magnífico para los aficionados o amantes de los deportes de nieve, y es que cuenta con unas condiciones inmejorables en las que poder deslizarse o recorrer la nieve. Cuatro son las estaciones de esquí a las que podrás acércate a disfrutar de tu deporte preferido durante los meses invernales.

La primera de ellas es la estación de Espot Esquí, una de las más bonitas estaciones de esquí alpino que se sitúan dentro del Pirineo catalán. Es destacable por el alto valor ecológico del que presume, ya que está emplazado dentro del idílico Parque Nacional de Aigüestortes y Lago de Sant Maurici. Las pistas de esta estación tienen su fin sobre el centro neurálgico de la estación, por lo que resulta muy difícil perderse entre los diversos valles como ocurre en otras estaciones. Dispone de 22 pistas con más de22 kilómetros, 6 telesillas, 2 cintas transportadoras y 1 telesquí.  Como servicios añadidos cuenta con restaurante, posibilidad de alquilar el material y escuela de esquí.

La segunda alternativa que encontrarás es la estación de Port Ainé, la cual esta privilegiadamente localizada cerca del Parque Nacional de Aigüestortes. Se trata de una estación de esquí alpino relativamente joven, ya que fue creada en el año 1986, y a su vez el centro deportivo de mayores dimensiones del que podrás disfrutar en toda Europa. Mantiene la nieve en perfecto estado durante toda la temporada de esquí, por lo que deslizarse por sus copos de nieve te será muy fácil. Dispone de 22 pistas de esquí con un total de32 kilómetros, 3 telesillas, 3 telesquís y 2 cintas transportadoras.

Si ninguna de las anteriores opciones te convence, puedes optar por la sorprendente y coqueta estación Tavascan – Pleta del Prat. Esta estación de alta montaña, rodeada de un paraje de sorprendente belleza natural, se localiza a unos10 kilómetrosdel pueblo de Tavascan, con las cimas de Ventolau, Certescans y Mont-Roig como principales protagonistas del escenario. Ofrece 6 pistas con un total de5 kilómetrosidóneos para la práctica de esquí alpino y esquí de fondo, 1 telesquí, 1 telesilla y 1 cinta transportadora.  Una estación ideal si buscas mayor intimidad y tranquilidad.

Como última opción, hacer mención de la estación de Virós – Vallferrera, una estación como pocas, ya que se distingue del resto por mostrarnos un nuevo concepto de estación de esquí, pudiendo disfrutar y ver el esquí y la nieve de una forma totalmente distinta. Te ofrece unos28 kilómetrosde pistas, restaurante y escuela de esquí para iniciarte en este emocionante deporte.

Las laderas nevadas del bello Pirineo forman un blanco paisaje que crea un espectáculo admirable ofreciendo infinitas posibilidades a los amantes de los descensos por las pistas de esquí. ¿Te atreves a conquistar estas pistas de nieve?

Editorial Hotel Les Brases.

Área de comunicación.