Se tiene la idea errónea de que el Rafting es un deporte de riesgo en el que priman las emociones fuertes y la adrenalina del riesgo por encima de la seguridad y del control. Estos prejuicios acerca del Rafting lo tienen personas que por lo general no han tenido demasiado contacto con este deporte, por ello en este artículo hablaremos de qué aspectos debemos valorar antes de realizar rafting en familia.

La realidad del Rafting y los beneficios de disfrutarlo en familia

Antes de opinar sobre el nivel de peligrosidad de una actividad como el Rafting, debemos puntualizar varias cosas.

El recorrido que realicemos y cómo lo realicemos son aspectos clave para medir este nivel de peligrosidad o de seguridad del que hablábamos.

Existen ríos perfectos para realizar actividades acuáticas como son el rafting, la piragua, hidrospeed, etc. con niños de 6 años en adelante en los que el riesgo es prácticamente nulo, como ocurre con el río Noguera Pallaresa en el que se practican los deportes de aventura acuática que ofrecemos en el Hotel Les Brases, un río considerado por los expertos en la materia como uno de los más seguros de toda España.

Asimismo existen ríos de aguas bravas muy complejos, en otros puntos de España y en otros países, cuyos recorridos sólo pueden realizarlos auténticos expertos.

El nivel de dificultad de estos recorridos en los que se realiza rafting con frecuencia se miden desde el nivel 1 (los ríos más tranquilos y fáciles) hasta el nivel 6 (los ríos más difíciles).

Las empresas de actividades al aire libre con las que tenemos acuerdos de colaboración desde el Hotel Les Brases están dirigidas por equipos profesionales y con una larga experiencia que trabajan con familias todo el año. Por ello, confiamos plenamente en sus recomendaciones y los testimonios de los padres y los niños que realizan actividades de aventura con ellos son muy positivas.

El rafting en familia es una experiencia única

Los padres se lo pasan en grande y se sienten seguros con todas las medidas de protección que se toman antes de ir al río y todas las indicaciones que se enseñan antes de hacer la actividad, y los niños viven una experiencia única e inolvidable en familia.

Los miedos más comunes que suelen tener los padres versan sobre la estabilidad de la barca… “¿Puede volcar?”, “¿Puede hundirse?”… Definitivamente esto es casi imposible en los ríos en los que se realiza rafting con familias y con niños, ya que su corriente no es lo suficientemente fuerte. Además, los instructores realizan el mismo recorrido cientos de veces y saben qué se debe hacer en cada punto del río. Son miedos que están basados en el desconocimiento del lugar y de la actividad, y no en la experiencia real.

Este tipo de actividades son una oportunidad única para disfrutar de la naturaleza, crear futuros recuerdos en familia y unir a todos los miembros de la misma. En el rafting es necesaria la participación de todos los miembros del grupo para guiar y mover la barca, por ello se consiguen grandes lazos de unión entre los participantes y fomenta la amistad y el trabajo en equipo.

Si nunca habéis hecho rafting ¡Os recomendamos probarlo! ¡Os encantará a mayores y pequeños! Podéis pedir información en el teléfono 973 62 10 71 o escribiendo a info@hotellesbrases.com