Sort (ACN).- Las reservas de nieve y el mal tiempo están retrasando la subida a las montañas de rebaños de ovejas, vacas y yeguas por falta de comida o ventisqueros de nieve. En la comarca del Pallars Sobirà, las zonas más afectadas son las de la parte alta. En montañas como las del Port de la Bonaigua o Lladorre, los animales subirán un mes más tarde. Durante este tiempo, pacen en prados próximos a los pueblos donde la hierba es más abundante. Los ganaderos lamentan que la hierba que se comen los animales durante este mes que tendrían que estar en la montaña es la que deberían segar y guardar para pasar el invierno.

Para algunos ganaderos, las pérdidas económicas pueden ser del 50% con respecto al pasto que recogen por los animales. En la zona de Lladorre (Pallars Sobirà), juntan a los rebaños en la montaña y contratan un pastor para vigilarlos todo el verano. Este pastor también está pendiente de conocer la fecha en que los rebaños podrán subir a la montaña para empezar a trabajar. En esta montaña se juntan unos 8 rebaños (unas 2.500 ovejas).

El retraso en la subida en la montaña de los rebaños no solamente causa pérdidas económicas a los ganaderos, sino que también les genera más trabajo. Durante estas semanas, los ganaderos tendrían que estar recogiendo la hierba, y en vez de eso, tienen que estar pendientes de los animales que aún no han podido subir a la montaña.

Las pérdidas económicas son la hierba que los animales se comen durante este mes. Todo este pasto que ahora se comen les faltará en invierno y lo tendrán que comprar. En algunos casos, se trata de la mitad del pasto.

Con respecto a los ventisqueros de nieve que todavía hay en el Port de la La Bonaigua u otras montañas cercanas, resulta un peligro para los animales, dado que los más pequeños pueden enfermar fácilmente cogiendo resfriados. Andar por la nieve también provoca daños en las patas de los animales. Si los llevan a la montaña con estas condiciones, se exponen a perder un animal.

El mal tiempo de este año ha hecho que la comida en las montañas sea escasa. En la montaña de Llessui, ya han empezado a llegar los primeros rebaños. Aquí la fecha prevista para empezar a subir el ganado era el día 7 y se ha retrasado hasta el día 10, dado que a partir de la cota 1.800 todavía hay nieve.

Fuente: La Vanguardia

Enlace: http://ow.ly/m5IAQ