La ruta que os proponemos recorrerá el valle de la Noguera de Cardós, que se reparte en tres municipios: el de Vall de Cardós, creado a principios de los 70 con la fusión de los de Estaón y Ribera de Cardós, el de Esterri de Cardós y el de Lladorre. Son tierras de escasa población dedicadas principalmente a actividades agrícolas y ganaderas pero sometidas de un tiempo a esta parte a fuertes presiones urbanísticas. Esta ruta, que nos dará a conocer iglesias de singular importancia y puentes medievales sobre La Noguera de Cardós excelentemente conservados o restaurados.

SANTA MARIA DE RIBERA DE CARDÓS. PUENTE DE CASSIBRÓS.

Empezaremos en el núcleo poblacional de Ribera de Cardós, donde se encuentra la iglesia de Santa Maria (foto 1), . Seguimos hacia el norte. La carretera se acerca de nuevo al curso del río y antes de llegar a Cassibrós encontraremos a la derecha el puente románico que lo salva (foto 2). No abandonaremos la L-504 hasta pasado Ainet de Cardós, donde , a mano derecha, sale la carretera que nos conduce a Esterri de Cardós y Ginestarre. En la foto 3 podemos ver Arròs de Cardós en primer plano y Esterri al fondo.

VALL D'ESTERRI DE CARDÓS. ESTERRI DESDE GINESTARRE. SANTA MARIA DE GINESTARRE.

Esterri de Cardós (foto 4) se encuentra a 1212 metros de altitud. La iglesia románica deSant Pau i Sant Pere está situada a la salida del pueblo junto a la carretera que sube en dirección a Ginestarre, localidad ya a 1364 metros de altitud y que alberga la iglesia románica de Santa Maria (foto 5). Esta última verá prontamente aumentado su interés ya que las pinturas románicas originales conservadas hoy en día en el MNAC serán reproducidas con exactitud gracias a la nueva técnica del papel-gel, que ofrece excelentes resultados como pudimos comprobar en Castell de Mur.

PUENTE DE LLADRÓS. AINETO.

Para proseguir la ruta tendremos que regresar a la L-504 y dirigirnos de nuevo hacia el norte, hasta la localidad de Lladrós. Poco después de ésta, un camino a nuestra derecha conduce hasta el puente románico (foto 6) que salva La Noguera de Cardós junto a la ermita de la Mare de Déu del Pont. Conviene tomarlo porque aparcar el vehículo en la general es casi imposible. Junto a la ermita suele haber espacio, no mucho la verdad, pero suficiente para no molestar a los pocos tractores que transitan por allí.

TAVASCAN DESDE LA CARRETERA A AINETO.

Nos encontramos casi en lo más hondo del valle. La carretera prosigue hasta la estación invernal de Tavascan, pero antes, a la izquierda, un estrecho ramal (foto 8) asciende a la pequeña localidad de Aineto, donde se encuentra la iglesia de Sant Romà (foto 7) de pequeñas dimensiones y que recuerda mucho a las iglesias rurales de Andorra. Nuestra última visita será el puente de Tavascan, que sobre el río homónimo conecta los dos barrios de esta pequeña localidad turística de los Pirineos.

Fuente: Románico en ruta

Enlace: http://ow.ly/k3RoJ