Cataluña cuenta con multitud de espacios verdes que harán las delicias de los fieles amantes de la naturaleza, los deportes y las actividades al aire libre. Pero si pones rumbo hacia el norte de Lleida, y más concretamente hacia el Pallars Sobirá, encontrarás un paisaje de lo más encantador, un paisaje idílico, un paisaje bucólico que despierta el interés y pasión de todos sus visitantes: el Parque Nacional de Aiguestortes y el Lago de San Mauricio.

Este auténtico paraíso natural te ofrece numerosas posibilidades de ocio y entretenimiento junto a tus seres queridos que no puedes desaprovechar. No importa si es verano o invierno, este fantástico paraje ofrece fabulosas alternativas de entretenimiento en cualquier estación del año. Debes saber que la temperatura media invernal que encontrarás en este parque ronda entre los 0ºC y los 5ºC, mostrando a sus visitantes su clima de alta montaña más intenso, de modo que es recomendable ir bien abrigado.

aiguestortes

Aiguestortes  es sinónimo de fauna y vegetación, y es que en este parque te puedes encontrar con hasta 200 especies de vertebrados, siendo los más representativos el jabalí, el armiño, la ardilla roja, el gamo, la marmota, el lirón gris y el corzo. Mientras que si no centramos en la vegetación, hasta 1471 especies vegetales crecen en las tierras de este parque nacional, pudiendo hacer mención de los fresnos, avellanos, robles o el pino negro.

Si eres aficionado de la fotografía, en el Parque Nacional de Aigüestortes  disfrutarás de unos parajes de lo más pintorescos y sorprendentes, logrando hacer unas fotografías de ensueño, irrepetibles. Los amantes de la bicicleta de montaña, el senderismo, y el montañismo, también están de suerte, ya que no puede ser un sitio más apropiado para perderse por la montaña y descubrir los rincones más inverosímiles que te puedas imaginar.

Recomendable resulta la ruta de la Ribera de Sant Nicolau, uno de los itinerarios que goza de mayor popularidad dentro del parque, con una duración de tres horas (ida), el cual recorre lugares tan espectaculares como la Cascada de San Esperit. Incluso, dentro del parque se han creado recorridos para que personas con movilidad reducida puedan conocer los espacios más bellos del parque sin inconvenientes.

 

Jugar al golf, pesca, caza, rafting, barranquismo, puenting, canoa, paintball, trekking, paseos a caballo, kayak, las posibilidades son infinitas y para todos los gustos, edades y necesidades. Llegado el frío invierno este parque se transforma en el aliado de los amantes de los deportes de invierno, donde los visitantes gozarán de deportes como el snowboard, las distintas versiones del esquí, motos de nieve o las travesías con raquetas. Y no es para menos ya que el lugar ofrece unas condiciones inmejorables para gozar de la nieve.

Para finalizar decir que si quieres sorprender a tu pareja o familia con un entorno de ensueño, el precioso Parque Nacional de de Aigüestortes te ayudará a conseguirlo. En su interior gozarán de un destino en el que poder desconectar de todo y vivir unos días de asueto inolvidables, estando rodeados por la abundante riqueza natural y cultural que reina en la región.

Editorial Hotel Les Brases.

Área de comunicación.