El agua es fuente de vida, pero además el agua relaja, convirtiéndose también en fuente de tranquilidad, calma y sosiego para muchos. Y esta calma si se combina con un deporte suave y apacible como la pesca, puede convertirse en toda una delicia para quien se mete en el agua. Por todos es bien sabido que la columna vertebral del Pallars Sobirà es su río Noguera Pallaresa, el cual, a lo largo de su trayecto consigue alimentarse de lagos y barrancos que se encuentran en los valles.

Desde hace infinidad de años, la pesca en esta zona siempre ha sido una actividad, que de manera conjunta a la caza, se lleva a cabo de forma mayoritaria mediante el sistema de batida o en grupo. La zona del Pallars Sobirà es una interesante región para la práctica de pesca en un entorno único, tranquilo, hermoso, donde te verás envuelto por unos paisajes de ensueño, donde montañas, vegetación, animales, el aire puro y el silencio, serán los principales protagonistas del escenario natural.

Si se sigue el curso que recorre el río Noguera Pallaresa te sumergirás en unos de los espacios más bellos y protegidos que forman el Pirineo, gracias al elevado valor natural y ecológico que lo forma. Estamos hablando de uno de los últimos rincones vírgenes que aún persisten en la zona, y por tanto uno de los lugares que resultan más atractivos hacia los aficionados de la pesca. Las frías aguas que forman el Lago del Rosari de Arreu, aproximadamente a unos 1974 metros de altura y de origen glaciar, son un escenario perfecto para disfrutar de unas inolvidables jornadas de pesca a mosca y aventura en un paisaje natural que cautiva con su sobrecogedora hermosura.

Y es que si por algo se caracteriza el Pallars Sobirà es por las cristalinas aguas que discurren por sus ríos y afluentes, las cuales vienen cargadas de truchas fario autóctonas, que forman un marco idóneo para los amantes de la pesca. Desde el mes de mayo hasta el mes de septiembre se puede practicar la pesca de trucha de río en los numerosos lugares de la zona, ya que este entorno de alta montaña reúne las condiciones perfectas para este deporte. En el Pallars Sobirà existen espacios de pesca para todos los gustos y modalidades, sin muerte, con muerte, tramos libres e incluso tramos perfectos para la pesca infantil.

Lo ideal es consultar la mejor alternativa en cada caso, en función de la climatología y el estado que presenten los ríos de la zona.  Algunos de los destinos más habituales para la pesca en esta región es el Alt Pallars (alta montaña) así como Sort y Gerri de la Sal (baja montaña). Las especies más comunes que caerán en tu anzuelo son la Trucha Común, la Trucha Arcoíris, la Trucha Fario autóctona y Salvelinus.  Un deporte para todos los públicos.

Editorial Hotel Les Brases

Área de Comunicación