El Pallars Sobirá es un mundo aparte, un mundo repleto de sorpresas que te aguardan en tu visita. Y todas esas sorpresas y secretos ocultos no hay mejor forma de descubrirlos que recorriendo estas tierras de una punta a la otra. Para ello cuentan con infinidad de rutas e itinerarios de todo tipo y para todos los gustos, donde podrás gozar de infinidad de lugares que te dejarán con la boca abierta.

Sin duda alguna, las rutas que más aficionados ganan cada año son las rutas naturales, y no es para menos ya que tener la ocasión de perderse entre los bellos paisajes naturales que forman esta región es un verdadero deleite, una maravilla para los sentidos. Cualquiera de sus rutas y senderos naturales te permitirán llenar de oxigeno puro tus pulmones, olvidarte del estrés y la monotonía del día a día. En el Pallars Sobirà te sumergirás en un paraíso natural envidiable, una joya para sus habitantes y su tesoro para sus visitantes. Entre las rutas naturales recomendadas destacar la Ruta del Pastor, la Ruta de Vallferosa, la Ruta de los Segadores o la Ruta por el valle del Llobregós, entre muchas otras. Unos parajes que despertarán tus sentidos, y donde la cámara de fotografiar es imprescindible.

También son especialmente recomendables las rutas culturales por la región, y no es de extrañar ya que esta zona del norte de Lleida es un verdadero tesoro cultural, ofreciendo una riqueza inigualable. Y es que sus tierras conservan infinidad de construcciones, objetos y edificaciones de épocas pasadas dignas de ser contempladas. Es precisamente por ello por lo que no puedes perderte rutas como la del Pirineo Condal, un fabuloso escenario histórico que se encuentra salpicado por castillos, villas, monasterios, iglesias, y muchas leyendas, donde el Pirineo será tu telón de fondo. La Ruta del Tiempo es otra propuesta de gran interés para los amantes de la cultura, la cual engloba tres peculiares museos, el museo de la Conca Dellà, el museo dels Raiers, así como el Ecomuseo de les Valls d’Àneu, un recorrido de lo más curioso,  perfecto para acudir con toda la familia al completo.

Pero, la cosa no termina aquí, los amantes de las rutas y la gastronomía están de suerte, ya que en el Pallars Sobirà podrás disfrutar a lo grande degustando los productos típicos y artesanales del lugar realizando alguna de sus rutas gastronómicas. El vino, el queso y el aceite son productos clave en la gastronomía de la zona, y de estos tres productos nacen sus rutas respectivas. La Ruta del Aceite te mostrará el proceso de la creación de este oro líquido, uno de los productos más valiosos de la zona, donde podrás conocer todos los secretos que esconde su elaboración. Decir que esta ruta comienza en Juneda, y recorre infinidad de lugares como el Parque temático del aceite (museo), la prensa de aceite, olivos de más de 2500 años, y mucho más.

Si nos centramos en la Ruta del Vino tendrás la ocasión de dar un paseo por la gastronomía, un fabuloso viaje enológico descubriendo los vinos tradicionales y de nueva factura. Muchas son las bodegas que se encuentran diseminadas por la región, y es que se trata de una tradición muy larga y con historia. Para finalizar hacer mención el Tour de Queso & Emociones, donde la producción del queso y derivados serán los protagonistas de la ruta. Y es que son más de 80 quesos diferentes de gran calidad los que te harán disfrutar de unas visitas de lo más deliciosas y recomendables.

Editorial Hotel Les Brases.

Área de comunicación.