Hablar del Pallars Sobirà es hablar de una de las comarcas más bellas de toda Cataluña, de hecho cuenta con infinidad de zonas que se encuentran totalmente protegidas debido al gran valor ecológico que presentan. Son muchos los escenarios naturales localizados en el Pallars Sobirà que harán las delicias de los amantes de los paisajes naturales más espectaculares y de las actividades al aire libre.

Una de las visitas que no puedes pasar por alto es el Bosque de La Mata de Valencia de Àneu, ya que se trata de uno de los abetales de mayor importancia en toda la Península ibérica.  Se distingue por mostrar una vegetación bella y a su vez salvaje. Es un espacio ideal para realizar todo tipo de excursiones, ya que este bosque cuenta con itinerarios aptos para todas las edades, con mayor y menor grado de dificultad. La mejor forma de llegar es mediante la carretera C-28 desde Esterri de Àneu dirección al Puerto de Bonaigua.

La Reserva Nacional de Boumort, repleta de contrastes y elevándose hasta los 2000 metros, es otro de los espacios naturales más sorprendentes que te encontrarás en el Pallars Sobirà. Estas tierras ocupan más de 13.000 hectáreas, donde el pino rojo, el pino negro, el romero o el enebro son algunos de sus protagonistas vegetales. Su interior acoge un sinfín de especies animales como el jabalí, el ciervo, el zorro, el tejón y diversas aves carroñeras. Es un destino idóneo para realizar excursiones y actividades de  lo más curiosas como el Berrido del Ciervo durante los meses de otoño.

Entre los parajes a mencionar no se puede quedar en el tintero el fascinante Lago de Montcortés, el único estante de la comarca que posee un origen cárstico en vez de glaciar. Las aguas que posee este lago provienen de un manantial interno, y cuenta con una profundidad que oscila entre los 20 y 40 metros dependiendo de la zona. También es relevante decir que se trata de una de las reservas de aves acuáticas más sorprendentes de todo el Pirineo. En sus alrededores hay distintas rutas de senderismo para contemplar el bello entorno natural del lugar. Además, si lo deseas, podrás darte en buen chapuzón en sus aguas o disfrutar de la pesca. Si te gusta la naturaleza y los animales, dar un paseo a caballo por el lugar será todo un sueño.

Atravesado por el río Baiau, a unos 200 metros de altitud, se localiza el Pla de Boet, una sorprendente planicie herbácea que forma el valle de Boet, un precioso paraje que se ve rodeado de montañas y bosques de lo más idílicos y espectaculares. No puedes olvidar la cámara de fotografiar, es imprescindible. El río va serpenteando esta bonita planicie, en la que frecuentemente podrás toparte con vacas, ovejas y yeguas que pastan en el lugar.

Para finalizar, hacer simplemente mención del marjal de Escalarre (dentro del Parque Natural del Alto Pirineo), el lago de Certescans, el bosque d’Arnui, y como no podía ser de otra manera el emblemático y reconocido Parque Nacional de d’Aigüestortes y Lago de Sant Maurici. Y tú, ¿cuál prefieres visitar?

Editorial Hotel Les Brases.

Área de comunicación.