El Parc Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici es uno de los 14 parques que existen en el país. El único que puedes visitar en Cataluña.

Es uno de los glaciares cuaternarios que en repetidas ocasiones cubrieron Europa. Se manifiesta en las cumbres creando circos, valles colgados y estanys, una de las figuras más singulares del parque.

Está situado en el extremo noroccidental de Cataluña, en la provincia de Lleida, en plena cordillera pirenaica. Abarca parte de las comarcas de la Alta Ribagorça, el Pallars Sobirà, la Val d’Aran y el Pallars Jussà.

En este lugar, el líquido se puede encontrar en diferentes manifestaciones: lagos, ríos, cascadas, etc.

En 2018 fue visitado por medio millón de personas, y es que su atractivo es tal que es una parada casi obligatoria. Por eso, os dejamos con cinco rutas para poder exprimir al máximo la visita.

 

Cinco rutas del Parque Nacional

Cinco recorridos señalados en los que podrás observar especies vegetales características como el pino negro, la Flor de Lis o el abeto multicolor:

 

#1. Ruta de la Ribera de Sant Nicolau

Se trata de una de las rutas más conocidas del Parque. En unas 3 horas de duración, pasarás por lugares tan atractivos como la cascada del Sant Esperit, el Estany de Llebreta o el Planell d’Aigüestortes.

 

#2. Ruta de la marmota

Elegida principalmente por los alpinistas. En ella encontrarás los principales picos por encima de 3.000 metros del Parque. En una media de dos horas y media, recorrerás el Embalse de Cavallers, la Cascada de Riumalo y el Estany Negre.

 

#3. Ruta hacia Las Agulles d’Amitges

Tres horas de ascenso para finalmente, llegar al Estany d’Amitges. Por el camino podrás presenciar el Estany de Sant Maurici, la Cascada y el Estany de Ratera.

 

#4. Ruta del Circ de Colomers

Un itinerario que empieza en Banhs de Tredòs hasta el Lac de Colomers. Una ruta solo apta para aquellos que tienen un buen fondo físico, pues el tiempo estimado son seis horas y media.

 

#5. Ruta de los Estanys de la Vall Fosca

Dos horas y media de ascenso y un desnivel de 580 metros. Tendrás que utilizar el teleférico para unir el tramo entre el embalse de Sallente y el Lago Gento.

 

En definitiva, el Parque Nacional ofrece unas vistas inigualables. Si te alojas en el Hotel Les Brases, en menos de una hora en coche podrás disfrutar de una aventura extraordinaria. ¡No olvides tu cámara para inmortalizar el momento!